Joaquin Sabina - Mentiras Piadosas

JOAQUIN SABINA
MENTIRAS PIADOSAS

 

ECLIPSE DE MAR
POBRE CRISTINA
Y SI AMANECE POR FIN
EL MURO DE BERLIN
MENTIRAS PIADOSAS
CON UN PAR
CORRE DIJO LA TORTUGA

CON LA FRENTE MARCHITA
ATAQUE DE TOS
MEDIAS NEGRAS

PONME UN TRAGO MAS
A TI QUE TE LO HACES





ECLIPSE DE MAR

Hoy dice el periódico que ha muerto una mujer que conocí
que ha perdido en su campo el Atleti
y que ha amanecido nevando en París.

Que han pillado un alijo de coca,
que a Piscis y Acuarios les toca el vinagre y la hiel.

Que aprobó el Parlamento Europeo un ley a favor de abolir el deseo

que falló la vacuna anti SIDA,

que un golpe de ha triunfado en la luna y movidas así.

Pero nada decía la prensa de hoy de esta sucia pasión, de este lunes marrón

del obsceno sabor a cubata de ron de tu piel,

del olor a colonia barata del amanecer.

Hoy amor, como siempre

el diario no hablaba de ti, ni de mí.

Hoy amor, igual que ayer, como siempre

el diario no hablaba de ti, ni de mí.

Hoy dijo la radio que han hallado muerto al niño que yo fui

que han pagado un pasote de pelas por una acuarela falsa de Dalí.

Que ha caído la bolsa en el cielo,

que siguen las putas en huelga de celo en Moscú.

Que subió la marea, que fusilan mañana a Jesús de Judea,

que creció el agujero de ozono,

que el hombre de hoy es el padre del mono del año 2000.

Pero nada decía el programa de hoy de este eclipse de mar,

de este salto mortal,

de tu voz tiritando en la cinta del contestador,

de la manchas que deja el olvido a través del colchón.

(Estribillo)



POBRE CRISTINA

Era tan pobre que no tenía más que dinero
besos de sobre de herencia de su padre naviero.

Anfetaminas y alcohol, desayuno Miss Onassis,

pobre Cristina, que al fin logró quedarse en el chasis.

Solo yo se que dice la pura verdad

cuando jura que toda su fortuna daría

por echarse un noviete aburrido y formal

por entrar de oficiala en una peluquería.

Cris..., Cris..., Cristina
suspira y fantasea con que la piropea un albañil

Cris..., Cris..., Cristina

que un botones vea si le puede conseguir pastillas para dormir.

Corazón tierno, los dueños del verano la miman

pero el invierno no se lo saca nunca de encima.

Con su cara de dólar ha amortizado varios maridos

pero siempre está sola poniéndole una vela a Cupido.

De la isla de Scorpios en yate a New York

del gran baile de Mónaco a cenar al Maxim's.

Guardaespaldas armados la sacan del Rolls

un amante alquilado le calienta la suite.

Cris..., Cris..., Cristina
dirige una oficina sentada en la piscina de incosol

Cris..., Cris..., Cristina

aunque se derrita empapadita de sudor no se quita el albornoz.

Mil y un tipejos las flechas del amor le disparan

sólo el espejo le escupe la verdad a la cara.

Nadie le advierte que al cielo no se va en Limusina

que mala suerte que no acepte la muerte propina.

Vale más ser la hija de fulano de tal

que la niña mimada de los ojos de ari

pesa tanto la sombra de papá superman

míralo en esa foto organizando un safari.

Cris..., Cris..., Cristina
suspira y fantasea con que la piropea un albañil

Cris..., Cris..., Cristina

que un botones vea si le puede conseguir pastillas para dormir.

Cris..., Cris..., Cristina
dirige una oficina sentada en la piscina de incosol

Cris..., Cris..., Cristina

aunque se derrita perfumada de sudor no se quita el albornoz.



Y SI AMANECE POR FIN

Y si amanece por fin y el sol incendia el capó de los coches,
baja las persianas,

de ti depende, y de mí, que entre los dos siga siendo ayer noche,
hoy por la mañana.

Olvídate del reloj nadie se ha muerto por ir sin dormir una vez al currelo

porqué comerse un marrón cuando la vida se luce poniendo ante ti un caramelo.

Anda deja que te desabroche un botón,
que se come con piel la manzana prohibida.

y tal vez no tengamos más noches,

y tal vez no seas tú, y tal vez no seas tú, la mujer de mi vida.

El tiempo es un microbús que sólo cruza una vez esta breve y absurda comedia

y yo no soy Mickey Rockey ni tú Kim Basinguer ni tengo nueve semanas y media.

La buena reputación es conveniente dejarla caer a los pies de la cama

hoy tienes una ocasión de demostrar que eres una mujer además de una dama.

(Estribillo)

Olvídate del reloj nadie se ha muerto por ir sin dormir una vez al currelo

porqué comerse un marrón cuando la vida se luce poniendo ante ti un caramelo.

(Estribillo)



EL MURO DE BERLIN

Ese tipo que va al club de golf si lo hubieras visto ayer
dando gritos de "Yankie go home", coreando slogans de Fidel.

Hoy tiene un adoquín, en su despacho, del muro de Berlín.

Ese mismo que tanto admiró la moral estilo soviet

por un catorce por ciento cambió, la imaginación al poder.

Desde que a Hollywood, llega una línea, del metro de Moscú.

Ha muerto Rasputín, se acabó la guerra fría

que viva la gastronomía.

Y uno no sabe si reír o si llorar

viendo a Rambo en Bucarest fumar la pipa de la paz.

Ese que "al capitán Goma Dos" con spray pintaba en la pared,

sufre de exceso de colesterol si fluctúan los tipos de interés.

Y tiene un adoquín, en su despacho, del muro de Berlín.

No habrá revolución, es el fin de la utopía
que viva la bisutería.

Y uno no sabe si reír o si llorar

viendo a Trotsky en Wall Street fumar la pipa de la paz.

Ha muerto Rasputín, se acabó la guerra fría

que viva la peluquería.

Y uno no sabe si reír o si llorar

por lo menos que le pongan hash a la pipa de la paz.

Siempre que lucha la KGB contra la CIA

gana la final la policía

sobre el rencor de clase floreció el amor,

ayer Lenin y Sza Sza Gabor se casaban en New York.

No habrá revolución se acabó la guerra fría

se suicidó la ideología.

Y uno no sabe si reír o si llorar...



MENTIRAS PIADOSAS

Cuando le dije que la pasión por definición no puede durar
como iba yo a saber que ella se iba a echar a llorar.

No seas absurdo, me regañó, esa explicación nadie te la pidió

así que guardatela, me pone enferma tanta sinceridad.

Y así fue como aprendí que en historias de dos conviene a veces mentir

que ciertos engaños son narcóticos contra el mal de amor.

Yo le quería decir que el azar se parece al deseo

que un beso es sólo un asalto y la cama es un ring de boxeo,

que las caricias que mojan la piel y la sangre amotinan

se marchitan cuando las toca la sucia rutina.

Yo le quería decir la verdad por amarga que fuera

contarle que el universo era más ancho que sus caderas.

Le dibujaba un mundo real no una color de rosa,

pero ella prefería escuchar mentiras piadosas.

Y las caricias que mojan la piel y la sangre amotinan

se marchitan cuando las toca la sucia rutina.

Y cuando por la quinta cerveza le hablé de esa chica

que me hizo perder la cabeza estalló,

vas a callarte de una vez por favor.

Y así fue como aprendí que en historias de dos conviene a veces mentir

que ciertos engaños son narcóticos contra el mal de amor.

(Estribillo)



CON UN PAR

Lo primero que hizo el Dioni a llegar a Río
fue brindar con el espejo y decir ¡que tío!

No veas que pasó de entrada en el restaurant

niñas al salón que el Dioni está en la ciudad.

Con su buen par de zapatos de cocodrilo

no se le resiste ni la Venus de Milo

sobre todo si te pagan por un francés

dos veces lo que ganaba en Madrid currando un mes.

Porque las mulatas cuando son de bandera

confunden el corazón con la billetera.

Y la pasma. -Que te ve cara de pringao

de fantasma. -Si encima cortas el bacalao.

Ay Dionisio. -Pues total lo del banco sin un mal tiro

mucho vicio. -Trincar el pastón y pegarse el piro.

La de noches que he dedicado yo a planear

un golpe como el que diste tú con un par.

Marcándose una lambada en Copacabana

aun flipa rememorando aquella mañana

en que decidió jugársela a cara o cruz

para una vez que te sale un órdago claro al mus.

Tumbado al sol en
tople Ipanema sueña
despierto como va a alucinar la peña

viendo tu foto en la portada el Interviú

poco va a gozar tu cuerpo el cambio de luz.

Vaya nivelón, menudo aprendiz de brujo

nariz a lo Indiana Jones, peluquín de lujo.

Pero al loro. -Que el destino en un maricón

sin decoro. -Te da champan y después chinchón.

Ay Dionisio. -Pues total lo del banco sin un mal tiro

mucho vicio. -Trincar el pastón y pegarse el piro.

La de noches que he dedicado yo a planear

un golpe como el que diste tú con un par.

Un bocata con lima te llevaré,
con esta saltita encima a Caravanchel.

Al día siguiente del robo,
y parecía tan bobo comentó el el bar

uno que te conocía y el camarero decía
-chapó- porque te lo habías sabido montar

con clase y categoría como "number one"

y un jubilado añadía puesto, se ha incordiao

que Madrid te debería, primo, levantar

un busto en plena gran vía a cargo popular

y una placa que diría "al Dioni, con un par".

Y todo el mundo asentía.

Esta salsita viajera pa' tí, puede bailarla cualquiera.

Esta salsita viajera pa' tí, puede bailarla cualquiera.

Un bocata con lima te llevaré,
con esta saltita encima a Caravanchel.

Destino chungo cruel y canalla

te da champán y después cazalla.
Un bocata con lima te llevaré,
con esta saltita encima a Caravanchel.

Un bocata con lima te llevaré,
con esta saltita encima a Caravanchel
lere, lere...

Y todo el mundo asentía.
Un bocata con lima te llevaré
y yo mientras los oía compuse este tumbao
un bocata con lima te llevaré
que venga la policía y nos quite lo bailao,
que es más vacilón el ritmo cuando es agarrao,
que suelto pa' vino tiene carne ni pescao,
se baila en con más son que en Bilbao,
y en nueva york los morenos lo hacen swingeao,
y tú sin perjudicar a nadie y esposao,
que la ley de extradición te pille "confesao".



CORRE DIJO LA TORTUGA

Corre dijo la tortuga, atrévete dijo el cobarde,
estoy de vuelta dijo un tipo que nunca fue a ninguna parte.

Sálvame dijo el verdugo, sé que has sido tú dijo el culpable.

No me grites dijo el sordo, hoy es jueves dijo el martes

y tú no te perfumes con palabras para consolarme

déjame sólo conmigo,
con el íntimo enemigo que malvive de pensión en mi corazón,

el receloso, el fugitivo, el más oscuro de los dos,

el pariente pobre de la duda.

El que nunca se desnuda si no me desnudo yo,

el caprichoso, el orgulloso,

el otro el cómplice traidor.

A ti te estoy hablando, a ti, que nunca sigues mis consejos,

a ti te estoy gritando, a ti, que estás metido en mi pellejo,

a ti que estás llorando ahí, al otro lado del espejo,

a ti que no te debo, más que el empujón de anoche

que me llevó a escribir esta canción.

No mientas dijo el mentiroso, buena suerte dijo el gafe,

ocúpate del alma dijo el gordo vendedor de carne,

pruébame dijo el veneno, ámame como odian los amantes.

Drogas no, dijo el camello, cuanto vales dijo el ganster,

apunto de rendirme estaba a un paso de quemar la naves,

cuando al borde del camino,
por dos veces el destino que hizo un guiño en forma de labios de mujer.

Nos invitas a una copa, yo te secaré el sudor,

yo te abrazaré bajo la ropa.

Quien va a dormir conmigo, ni lo sueñes contestó,

una indignada, y otra encantada no dijo nada y sonrió.

(Estribillo)



CON LA FRENTE MARCHITA

Sentados en corro merendábamos, besos y porros
y las horas pasaban deprisa entre el humo y la risa.

Te morías por volver con la frente marchita cantaba Gardel

y entre citas de Borges Evita bailaba con Freud,

ya llovió desde aquel chaparrón hasta hoy.

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte

carricoches de miga de pan, soldaditos de plata.

Con aguita de un mar andaluz quise yo enamorarte

pero tú no tenías más amor que el de río de la plata.

Duró la tormenta hasta entrados los años ochenta

cuando el sol fue secando la ropa de la vieja Europa.

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió

mándame una postal de San Telmo, adiós cuídate

y sonó entre tú y yo el silbato del tren.

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte

monigotes de miga de pan, caballitos de lata.

Con aguita de un mar andaluz quise yo enamorarte

pero tú no tenías más amor que el de río de la plata.

Aquellas banderas de la patria de la primavera

a decirme que existe el olvido esta noche han venido

te sentaba tan bien esa boina calada al estilo del Ché

Buenos Aires es como contabas, hoy fui a pasear

y al llegar y me puse a gritar ¿donde estás?

Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte

corazones de miga de pan, sombreritos de lata.

Y ya nadie me escribe diciendo no consigo olvidarte

ojalá que estuvieras conmigo en el río de la plata

Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte

carricoches de miga de pan, soldaditos de lata.



ATAQUE DE TOS

Tendrías que haber visto el careto
angelical de un servidor
el dia de mi primera comunión.
Disfrazado de contraalmirante
y repeinado el pelo con fijador
no veas como era el cante
que iba dando yo.
Cuando el párroco se inclinó
hacia mí temblé de emoción;
iba a llegar
a mis labios el dulce manjar...

Pero no
pude recibir el sacramento,
me lo impidió un violento
ataque de tos.

Dieciseis veranos después
me ví de pingüino ante el altar otra vez
decidido a casarme, por fin, con Mari Cruz.
Al sonar la marcha nupcial
a mi pobre suegra le dió por llorar,
me hizo un guiño la novia
bajo el velo de tul.
"¿Quieres -Dijo Fray Bernabé-
por esposa a esta mujer?"
Raudo y feliz
iba yo a responder que sí...

Pero no
pude consumar el casamiento,
me lo impidió un violento
ataque de tos.

Cuando la perentela que nunca me tragó
supo que me moría
alrededor del lecho de dolor
velaron noche y día;
pero no soy tan tonto para no advertir
que al calorcillo de la herencia
se reconcilian Abel y Cain
y el tajo pasa por Valencia.

La bruja de mi nuera "papa,
-me dijo- le conviene testar,
póngase usted
gafas, le traigo pluma y papel"...

Pero no
conseguí firmar el testamento
porque me mató un violento
ataque de tos.

Pero no
pude recibir el sacramento,
me lo impidió un violento
ataque de tos.

Pero no
pude consumar el casamiento,
me lo impidió un violento
ataque de tos.

Pero no
conseguí firmar el testamento
porque me mató un violento
ataque de tos.



MEDIAS NEGRAS

La vi en un paso cebra toreando con el bolso a un autobús
llevaba medias negras, bufanda a cuadros, minifalda azul.

Me dijo tienes fuego, tranqui que me lo monto de legal

salí ayer del talego, que guay si me invitaras a cenar.

Me echó un cable la lluvia, yo andaba con paraguas y ella no

-"¿A donde vamos rubia?". -"A donde tú me lleves". -Contestó.

Así que fuimos hasta mi casa. -"Que es el polo".
-Le advertí. -"Con un colchón nos basta, de estufa, corazón, te tengo a tí".

Recalenté una sopa con vino tinto, pan y salchichón.

A la segunda copa, -¿qué hacemos con la ropa?, -preguntó.

Y yo que nunca tuve más religión que un cuerpo de mujer,
del cuello de una nube aquella noche me colgué.

Estaba sólo cuando al día siguiente el sol de desveló

me desperté abrazando la ausencia de su cuerpo en mi colchón.

Lo malo no es que huyera con mi cartera y con mi ordenador

peor es que se fuera robándome además el corazón.

De noche piel de hada, a plenas luz del día Cruella de Ville,

maldita madrugada y yo que me creía Steve Mc Queen.

Si en algún paso cebra la encuentras, dile que le he escrito un blues;
llevaba medias negras, bufanda a cuadros, minifalda azul.

Me dijo tienes fuego, tranqui que me lo monto de legal

salí ayer del talego, que guay si me invitaras a cenar.

De noche piel de hada, a plenas luz del día cruel abdevil,

maldita madrugada y yo que me creía Steeve Mc Queen.

Si en algún paso-cebra la encuentras, dile que le he escrito un blues

llevaba medias negras, bufanda a cuadros, minifalda azul.


PONME UN TRAGO MAS

Se llevó mi sed,
mis besos, mi pan,
mi violencia, mi pasión
ahora donde iré
con un alacra
el lugar de corazón

La perdí por K.O.
con el campeón
desapareció del ring,
"no me busques, ciao",
escrito dejó
en el espejo con carmín.

Y los perros del mercado
ladraron al escuchar.

La balada del abandonado
con un saxofón desafinado,
la canción que cantan
de bar en bar
los que beben para olvidar.

"Ponme un trago más"
"Lo siento, señor,
pero cerramos a las tres".

¿Eran Cutty Sark?
dos mil, por favor,
le invatamos al café.

"Ya le he dicho que
su chica no está,
vino pero se marchó
¿qué se yo con quien?
pagaron y en paz,
no me llamo Sherlock Holmes".

Y los gatos del mercado
maullaron al escuchar.

La balada del abandonado
con un guitarrón desafinado,
la canción que cantan
de bar en bar
los que beben para olvidar.

El radiocassette
de un taxi escupió
un viejo blues de B. B. King
sobre un tipo que
por celos mató,
beibi, en Menphis (Tennesse).

Y las ratas del mercado
saltaron al escuchar.

La balada del abandonado
con un corazón desafinado,
la canción que cantan
de bar en bar
los que beben para olvidar.


 

A TI QUE TE LO HACES

A ti que te lo haces
de baile de disfraces cada día,

a ti que te lo montas
de niña tonta en medio de una orgía,

a ti que me has ganado
con un naipe marcado la partida,

a ti que te has colado
en el coto privado de mi vida.

A ti que aun no sabes
los besos que te caben en la boca,

a ti que has comprendido
que a veces el olvido se equivoca,

a ti que has preferido
vivir como si nada fuera eterno,

a ti que que has compartido
conmigo una almohada en el infierno.

A ti que has decidido no prestar atención
a frases del tipo "ese menda va ser tu ruina".

A ti que has detenido con un beso el reloj,
a ti que me enfermas,
a ti que eres mi envenenada medicina.

A ti que vas deprisa
por miedo a que la risa se marchite,

a ti que te diviertes
jugando con la muerte al escondite,

a ti que has levantado
el árbol de tu nido en el tejado,

a ti que has dirigido
la fleha de Cupido a mi costado.

A ti que has decidido no prestar atención
a frases del tipo "ese menda va ser tu ruina".

A ti que has detenido con un beso el reloj,
a ti que me enfermas,
a ti que eres mi envenenada medicina.